Desde 1985, Dolce&Gabbana es sinónimo de lujo y glamour. La sinergia entre los dos diseñadores, diferentes pero complementarios, y su inspiración reproducen la combinación de dos fuerzas distintas: el contraste se convierte en estilo. La relación entre los dos creadores y el perfume es una larga historia. Así como sus prendas visten el cuerpo de las mujeres, sus perfumes revelan su alma. Cada nota ha sido especialmente escogida para crear una fragancia que refleja la personalidad de la mujer. Es así que los perfumes Dolce&Gabbana adquieren una identidad única e incontestable.