La marca Escada fue fundada por Wolfang y Margaretha Ley en Munich en 1976. El origen de Escada viene de sus fundadores, quiénes apostaron por un caballo de carreras de pura sangre y ganó. Juntos, empezaron la compañía y han alcanzado un gran éxito teniendo en mente sus dos palabras clave ello: calidad y servicio. El corazón es la base de los valores de Escada y representa "la Joie de Vivre" (en español, "la alegría de vivir"). En 1990, lanzaron su primer perfume: un corazón como símbolo del amor entre hombres y mujeres. La marca de lujo está pensada para mujeres con inclinación hacia la calidad para poder resaltar sus creaciones confortables y muy elaboradas. El éxito Escada se puede definir en pocas palabras: calidad, color y elegancia.