Tras el rotundo éxito de la pieza emblemática de Jean Bousquet a principios de la década de 1960, Cacharel fue una de las primeras casas de moda en introducir el concepto de prêt-à-porter como una línea alternativa a la alta costura. Cacharel, que siempre ha estado adelantada a su época, ha sido capaz de mantener su imagen fresca, joven y dinámica. Cacharel ha estado presente en todas las etapas de la vida de las mujeres jóvenes, tras el éxito de su primer perfume mítico, Anaïs Anaïs. Desde el ultra femenino Anaïs Anaïs al amor a primera vista de Amor Amor, de la pureza refinada de Noa a la feliz y jovial Catch Me, Cacharel encarna todos los momentos preciosos de la vida con ternura, descaro y dinamismo. Cacharel, una marca íntima, ofrece a las mujeres jóvenes la expresión de sus emociones más profundas.