La historia de la marca Clarins se remonta a 1954, cuando el francés Jacques Courtin-Clarins decidió introducirse en el mundo de la belleza creando perfumes en un pequeño local en París. Nada hacía pensar que, años después se convertiría en una de las firmas de cosmética más prestigiosas del mundo. Jacques Courtin, creador de la marca Clarins y su hijo, Christian, fueron pioneros en la concienciación de la población acerca de los efectos de la polución en la piel y el poder ilimitado de los aceites esenciales, consolidando una empresa de belleza que se ha expandido internacionalmente hasta alcanzar el éxito como uno de los líderes europeos en tratamientos y en investigaciones en el terreno de las plantas y el respeto al medio ambiente. Tratamientos para todo tipo de pieles y necesidades durante todo el año, así cremas, serums, perfumes y maquillaje para todas las edades pensando tanto en la mujer como en los hombres. Los productos cosméticos para embarazadas constituyen otra de sus líneas por las que se conoce a la marca. Clarins tiene muy en cuenta también a los hombres, la estructura y funcionamiento de su piel, de su organismo, estados concretos por lo que su línea de productos de belleza para chicos “Clarins Men” es una de las marcas más conocidas entre el público masculino, con tratamientos que cubren las necesidades específicas de su piel.