Más de 150 años de creaciones extraordinarias, de corazones latiendo con entusiasmo al abrir el recipiente y de piedras preciosas que palpitan sobre la piel. Siendo el primer joyero que se estableció en la Place Vendôme, la Casa Boucheron forma parte de la leyenda desde el día en que nació en 1958. La reconocida marca se adentró en el mundo de la perfumería en 1988. Las fragancias Boucheron ofrecen a mujeres y hombres otro lenguaje de seducción, un nuevo arte que explora los caminos de los sueños y de la sensualidad moderna. Desde su particular libro de pedidos hasta su icónico anillo 'Cuatro', sin olvidar sus icónicas fragancias, el joyero francés no ha tenido siempre más que un objetivo: rendir homenaje a la elegancia, a la feminidad y a la modernidad.