Desde hace casi un siglo, Montblanc ha ocupado permanentemente un lugar preponderante en el mercado de las marcas de lujo. Reconocida por varias generaciones como el principal creador de artículos de escritura, la empresa explora desde hace ya varios años otros sectores con el fin de ofrecer extraordinarios relojes, piezas de piel, joyas, fragancias y gafas. Montblanc, cuyo nombre se inspira de la cima más alta de los Alpes, consolida sus convicciones de preservación y opulencia.