La historia de Guess se forja durante unas vacaciones de los hermanos Maurice y Paul Marciano en Estados Unidos, concretamente en California. Con antecedentes judíos, nacidos en Marruecos y criados en Marsella, les gustó tanto la costa oeste que decidieron instalarse en Los Ángeles y emprender allí un nuevo negocio. Convencidos de que podían triunfar, pero conscientes también de las dificultades de introducir un vaquero en el país que los vio nacer, enviaron sus primeros pares a los almacenes Bloomingdale´s. Se trataba de un pantalón lavado a la piedra, una técnica poco extendida aún en Estados Unidos que suavizaba la textura del denim. Tuvieron la fortuna de que gustara lo bastante como para que les encargaran 24 piezas y de que éstas se vendieran en muy pocas horas. No tardaron en recibir encargos de otros prestigiosos establecimientos, todos grandes almacenes de alto nivel, antes de dar el salto al continente europeo. Una idea brillante, sin duda, vistos sus excelentes resultados. En la actualidad, tienen más de 1.500 tiendas, entre propias y franquicias, en más de 80 países de los cinco continentes. En la actualidad, Guess es marca internacional con una amplia gama en artículos de moda y accesorios, como perfumes, relojes, joyas.