La marca Alyssa Ashley nació en Estados Unidos durante los fabulosos años 60. Surgió de la fantasía de un artista, que además de expresar su talento a través de la pintura, dedicó mucho tiempo y energía a su pasión por perfumes y fragancias. Alyssa Ashley nació del nombre de su hija más joven y del apodo de esta, referido al tono rubio de su cabello. Una nueva división en la empresa Perfume Company fue creada con el objetivo de desarrollar perfumes innovadores, integrando la tecnología más avanzada como elemento diferenciador. La firma ha inspirado durante más de 30 años el mundo de la perfumería y su concepto ha ganado fuerza con el paso del tiempo.