La firma de cosméticos Lancaster aplica sus conocimientos sobre el ADN, una investigación pionera con la que analizar e investigar para obtener la verdadera clave de la juventud y la belleza de la piel. Y descubrir cómo éste afecta realmente a la piel a nivel externo. Todo empezó con la protección solar. Fue precisamente trabajando sobre los rayos UV, uno de los factores más nocivos que impactan en el ADN, cuando los Laboratorios Lancaster desarrollaron este innovador conocimiento sobre el ADN, el "potenciador de juventud" para la belleza de las mujeres. El motivo de las investigaciones de la firma es comprender el origen del envejecimiento cutáneo. A este objetivo dirige sus esfuerzos, sus recursos y su experiencia en investigar el valioso y frágil ADN: analizar e identificar el origen de sus principales alteraciones para protegerlo y repararlo con fórmulas eficaces y resultados visibles. Con Lancaster, joven y bella por más tiempo.